Tendencias

Aceites esenciales naturales

aceites-esenciales-naturales

Una de las principales cualidades de nuestra marca, Isseimi, es la absoluta predilección por lo natural de la que hacemos gala en nuestras formulaciones especializadas. Sabemos que la naturaleza contiene principios activos y otras sustancias que pueden ayudarnos a cubrir nuestras necesidades de salud y estética sin tener que recurrir a compuestos químicos artificiales. ¿Recuerdas nuestros artículos sobre los jabones naturales personalizados y las pomadas y cremas naturales? Hoy hablaremos de los aceites esenciales.

Aceites esenciales puros

Los aceites esenciales naturales son una de las sustancias más importantes de la biocosmética. Se trata de aceites obtenidos principalmente a través de la destilación al vapor de todo tipo de sustancias naturales que van desde las flores hasta las hierbas y pasando por los frutos de las plantas, las maderas o las resinas. Con un nivel de concentración increíble, estos aceites esenciales cuentan con propiedades únicas que podemos utilizar en nuestro favor. ¡Y cada uno de ellos posee su propia combinación de propiedades!

De hecho, en ese sentido existen dos maneras de utilizar los aceites naturales: individualmente o junto con otros aceites esenciales naturales para disfrutar de una combinación de propiedades más completa. Y, más allá del hecho de usarlos solos o conjuntamente, los aceites esenciales pueden aplicarse de muchas maneras diferentes. A través de masajes, mediante baños, con el método del vapor, inhalándolos directamente o solo con emplearlos para perfumar el ambiente. Depende de las necesidades que tengamos.

Aceite natural de menta orgánico

El aceite de menta orgánico es uno de los aceites esenciales más populares que existen. Como su nombre indica, procede de la destilación de la planta Mentha Piperita, más conocida popularmente como menta. Un tipo de planta originaria de Europa y de Oriente Medion que procede a su vez del cruce de la menta acuática y la menta verde. Su gran popularidad procede a partes iguales de sus increíbles beneficios y de su aroma. Y vamos a explicarte en detalle algunos de esos beneficios para la salud humana.

Entre otras cosas, el aceite de menta orgánico favorece la autorregulación de la producción de sebo facial. Por eso viene incorporado en muchos jabones para el rostro. Es, en consecuencia, especialmente apto para aquellas personas que cuentan con una piel muy grasienta y para aquellas personas que padecen acné. Por otro lado, tiene propiedades aromáticas inigualables que lo convierten en un gran desodorante, así como en un aceite esencial bastante refrescante. La menta en general lo es. Y mucho.

Aceites esenciales orgánicos

Por suerte para todos, en la actualidad encontramos una enorme variedad de aceites esenciales. Entre todos ellos existen algunos mucho más utilizados que otros. En ese sentido, y además de la aceite de mente, deben destacarse otros aceites esenciales como el aceite de lavanda natural o el aceite de jazmín natural. Ambos cuentan con unas propiedades fantásticas y de lo más variadas. La lavanda, por ejemplo, y además de cuidar la piel, posee la capacidad de actuar sobre el sistema nervioso para relajarlo.

Otros muy empleados son el aceite esencial de albahaca, el aceite esencial de eucalipto o el aceite esencial de anís. Lo más importante es descubrir qué propiedades tiene cada uno para seleccionar el adecuado para el problema que tenemos o el aspecto que queremos mejorar. Por supuesto, la efectividad de estos aceites varía en función de la concentración y de la pureza. Por eso desde Glacée siempre recomendamos comprar aceites esenciales de máxima calidad. Al final lo barato siempre sale caro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *